Institucional

Historia

La Sociedad Italiana de Socorros Mutuos “Patria y Trabajo” fue fundada el 1° de Junio de 1.913 en Ataliva, Provincia de Santa Fe con el objetivo de brindar un ámbito de colaboración recíproca entre sus asociados. Esta loable metodología fue muy común entre los colonos provenientes de Italia, que una vez arraigados en su terruño adoptivo, dieron origen a numerosas instituciones promotoras del bien común, que se convirtieron en verdaderos baluartes sociales y culturales en los albores del siglo XX.

Reseña Histórica

La Sociedad Italiana de Socorros Mutuos “Patria y Trabajo” está ubicada en la Localidad de Ataliva, provincia de Santa Fe a 16 km al oeste de la ciudad de Sunchales. Esta localidad formó parte del proceso de desarrollo conocido como la colonización agrícola, que significó un impulso de verdadera importancia en la evolución histórica y económica de nuestro país y de la localidad misma posibilitando el afincamiento de poblaciones europeas dedicadas a la agricultura. Setenta y ocho inmigrantes de nacionalidad Italiana que se asentaron en la localidad y con deseos de organizarse y crear un espacio de colaboración entre sus socios dieron origen el 1º de junio de 1913 a la Sociedad Italiana de Socorros Mutuos “Patria y Trabajo”. La misma tuvo lugar en el salón de la casa de uno sus fundadores, el Sr. Aprile Giusepe; quienes en futuras reuniones fijaron como principios rectores: Ejercer socorros mutuos entre asociados y Promover la unión en la colectividad italiana de los argentinos. Principios que se han sostenido hasta la actualidad. La entidad a nivel nacional posee la matrícula SF115 y a nivel provinciala nº 16. Estas sociedades de socorros mutuos, de beneficencia y los derivados de la caridad católica, tendieron a ocupar el rol del Estado en la atención de los pobres y los problemas relacionados a la salud. Uno de los primeros servicios que prestó la entidad fue el subsidio de salud, tras presentación de certificado médico la comisión directiva aprobaba el pago de un subsidio al socio enfermo que debía afrontar gastos de atención médica, e incluso existía un subsidio diferenciado en caso de que el enfermo debiera guardar cama. Además, la entidad colaboró a través de aportes monetarios y uso del salón en forma gratuita, en la recaudación de fondos necesarios para el funcionamiento del Hospital de Caridad de Rafaela y la construcción de Hospitales Italianos en Santa Fe, Rosario y Buenos Aires. Durante la primera guerra mundial la Sociedad Italiana conformó un comité de guerra con el objeto de reunir fondos entre los socios y localidades vecinas para ayudar a los combatientes italianos y a sus familias. Un salón de la casa del señor Pietro Sismondi como sede social.

En 1918 la comisión directiva comenzó a evaluar seriamente la necesidad de adquirir un terreno propio para la construcción de la sede social, conformando la comisión pro-edificio que tuvo la misión de diseñar el plano, presupuestar el costo de la obra y recaudar fondos para su construcción; en lo relacionado a las actividades sociales se otorgo un subsidio especial a la comisión pro-banda de Ataliva para contratar a un buen maestro, la misma tocó en todos los eventos de la localidad cobrando un monto mínimo. En 1919 se resolvió comprar la Casa-Apartamento de Sucesores de Andrea Fiori, adquiriendo de esta manera el primer espacio físico que funciono como sede social. Una vez concertada la compra se designó una comisión para la realización de refacciones en dicha casa. A partir de este momento las actividades sociales se intensificaron realizándose diferentes veladas como por ejemplo la actuación del cuadro filo dramático local y la realización de kermeses. En los encuentros sociales se leían diarios Italianos, se conversaba sobre la madre patria y se festejaba el 20 de septiembre (Unificación del Reino de Italia), el 4 de noviembre (día del Armisticio: finalización de la primera Guerra Mundial) y el 1º de junio (día del Estatuto: fecha de fundación de la Entidad). En 1926 la comisión comenzó a analizar la posibilidad de vender el edificio social y construir uno nuevo y en abril de 1927 se conformó una nueva comisión pro-edificio que fue facultada para vender el edificio actual y construir una nueva sede. Finalmente se resolvió vender el inmueble y comprar el lote ofrecido por Pietro Sismondi, lugar en el que actualmente se encumbra la sede social de la Sociedad Italiana que fue reinaugurada el 7 de julio de 1928, para tal evento fue contratada la banda de la ciudad de Rosario. A partir de la construcción de la nueva sede social, se invirtió en la compra de un piano y en el año 1935 se construyo sobre el foyer una casilla cinematográfica, adquiriéndose además un proyector. Las primeras proyecciones se realizaron en idioma italiano. El servicio de cine se mantuvo hasta el año 1970. Ante nuevas demandas nació la necesidad compartida por la comisión directiva y los socios de emprender el proyecto de construcción de panteones sociales y en el año 1938 se adquirió el terreno pro-panteón, en 1939 se comenzó la construcción del primer panteón social, obra que continúa en crecimiento con el paso del tiempo y la necesidad societaria de tener un espacio para el descanso eterno. A partir de los cambios sociales en 1939 las mujeres comenzaron a ocupar un rol diferente dentro de la entidad ya que comenzaron a ser aceptadas como socias efectivas, en años anteriores solo tenían voz y voto los socios hombres. El 19 de noviembre del año 1944 se inaugura al lado de la sede social el salón buffet, casa de familia y dependencia.

Tras la sanción de la ley n° 20321, en Octubre de 1979 se analiza suprimir la denominación Socorros Mutuos por las dificultades de adaptarse a los requerimientos de la ley y volcar el objetivo de la Institución al que hacer social y cultural. Finalmente el 13 de abril de 1980 tras la realización de una Asamblea General Extraordinaria se dio marcha atrás con esta decisión, volviendo al sistema de Socorros Mutuos. De manera conjunta, en 1980 con el Centro de Jubilados y Pensionados y el Club Deportivo Independiente, se alquiló un local para el funcionamiento de una sala velatoria. En 1989 en Asamblea de asociados se aprobó la modificación del Estatuto Social y el Reglamento del Servicio de Ayuda Económica Mutual y se tramitó su aprobación ante el INAM (Instituto Nacional de Acción Mutual). El objetivo del Servicio fue otorgar préstamos a sus asociados y un beneficio que estimule la capacidad ahorrativa de los mismos; cobro directo y por cuenta y orden de los socios de impuestos, tasas, y servicios locales, provinciales y nacionales, gestión de cobro de valores de otras plazas y realización de transferencias bancarias. En 1990 se compra un edificio propio para el funcionamiento del área ayuda económica. En el año 2000 se vende este local y se adquiere el local en el que funcionaba el Banco Suquia y donde actualmente se presta este servicio. Se autoriza en septiembre de 1998 al señor Cristian Alberto a realizar un proyecto de investigación histórica de la Institución.

En Noviembre de 1998 se recibe al señor Roberto Fesia, dando así comienzo a las gestiones para hermanar Ataliva con un pueblo de Italia. En agosto de 1999 se firma convenios de recaudación con la Comisión de Fomento y la Empresa provincial de la Energía. En Agosto del año 2001 se forma una Comisión para hermanar Ataliva y Pancalieri (Italia).

En noviembre del año 2005 se firma con el Nuevo Banco de Santa Fe, un convenio para recaudar impuestos.

En enero del año 2008 se autoriza al Presidente y Secretaria s firmar el convenio Marco de Cooperación Institucional con la Universidad Católica de Santa Fe y se resuelve llamar a Asamblea General Extraordinaria para aprobar y adjudicar la obra de ampliación de la sede de Ayuda Económica. En marzo del año 2008 se notifica que la Cámara de Senadores de la Provincia de Santa Fe dio media sanción al proyecto de Ley de declaratoria de Patrimonio Histórico Provincial al Edificio de la sede Social. En septiembre del año 2008 se firma con la Facultad de Arquitectura de la Universidad Católica de Santa Fe el convenio específico para la Puesta en Valor del Edificio Social. En julio del año 2009 se recibe la ordenanza nº 560 de la Comuna Local declarando al Edificio de la Sede Social “Monumento Histórico de Ataliva”.

En noviembre del año 2009 se decide remodelar el bufet, casa de familia y dependencias.

En mayo del año 2010 se decide asociarse a la Casa Cooperativa de Provisión Sunchales.

En noviembre del año 2012 la Comuna Local comunica la declaratoria Provincial de “Patrimonio Histórico y Cultural de la Provincia” al Edificio de la Sede Social.